Ir al contenido principal

Con amor, Liza (Love, Liza)

loveSiempre ha sido común que los actores, después de haber experimentado su faceta interpretativa durante algún tiempo, den el salto detrás de cámaras y se enfrenten a la realidad de lidiar con su fama y su calidad de director. Actores como Mel Gibson o Clint Eastwood mantuvieron su reputación intacta, además de lograr un avance en su carrera.

Es también cierto que en la actualidad, algunos (la mayoría desconocidos) intentan seguir esta línea con diversos resultados. Este es el caso de Todd Louiso, un actor que si bien tiene una filmografía constante, es hasta su ópera prima que logró cierto reconocimiento por parte de su gremio. Ya antes había experimentado la dirección, con el cortometraje The fifteen minute Hamlet, pero es con Love Liza que su nombre se comentó en los círculos independientes de EE.UU.

Love liza es una larga reflexión sobre el sucidio, la nostalgia y el abandono. Es la historia de un hombre (magnificamente interpretado por Phillipe Seymour Hoffman) que enfrenta la muerte de su esposa; ella, como forma de despedida, escribe una carta para él que no se atreve a leer, por miedo a conocer en realidad las razones de su partida.

El problema con esta película radica en la necesidad de repetir una fórmula del cine independiente estadounidense, que se antojaba como un simple detonante y no una fábrica de historias que se intertextualizan al por mayor. Es como si un molde se hubiera repartido entre los directores novatos para alcanzar cierta notoriedad en festivales como Sundance o entregas de premios como el Independent Spiri Award.

Dejando atrás este sombra, la película mantiene por momentos un tono totalmente triste, envolvente, que adentra al espectador en esta lucha de este hombre por saber que sigue después de una pérdida tan incoherente, tan llena de huecos que pueden no ser llenados en el transcurso del drama. Es grato darse cuenta que la historia no es indiferente, incluso profunda y en cierto grado armoniosa con los tiempos actuales, pero queda superditada a una serie de imágenes prototipo que no alcanzan a justificarse, aun cuando los planos son correctos.

Dos aspectos mantienen la película: la música original, compuesta por Jim O'Rourke (un aspecto que el cine independiente no deja pasar); y la actuación de Hoffman, quien hasta esta cinta, se había destacado únicamente en papeles secundarios. El detalle curioso, y que nos hace referencia a lo relativamente fácil que es crear un guión aceptable, es el hecho que Gordy Hoffman, hermano menor de Phillipe, escribió el guión del filme, sin tener mayor conocimiento que sus vivencias a bordo del taxi que conduce.

Todd Louiso tienen por delante la oportunidad de refrendar su trabajo en dirección, con un guión propio como en el caso del cortometraje que dirigió, o tener la misma suerte que otros actores-directores han tenido, como Todd Field y su laureada In the Bedroom.

links: sitio oficial / ficha técnica / imágenes

Comentarios

  1. me gustó el comentario y los links que dejas (aportan si uno quiere saber más informacion de la pelicula). coincido contigo..la pelicula me dejó un sabor extraño en la boca...
    saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario