Ir al contenido principal

Million Dollar Baby (Golpes del Destino)

Image hosted by Photobucket.com
Ahora que las carteleras de cine se colman de versiones nuevas de viejas historias, o se apela a las "fórmulas" de éxito, no podemos más que agradecer que dentro de ese vasto abanico de opciones tengamos la oportunidad de disfrutar una película inteligente, emotiva y con la rigurosa etiqueta de alta factura. Nos referimos a Million Dollar Baby, el recién estrenado filme del actor y director estadounidense Clint Eastwood.



Million Dollar Baby nos narra la historia de tres personajes envueltos en el mundo del boxeo. En primera instancia tenemos a Frankie Dunn (Clint Eastwood), un entrenador excepcional que lleva arrastrando desde hace algunos años la decepción por no tener contacto alguno con su hija, y que se refugia en la iglesia para callar sus culpas. Al lado de Frankie, y a manera de confidente y amigo, encontramos a Scrap (Morgan Freeman), ex-boxeador y administrador del gimnasio "The Hit Pit", del cual Frankie es dueño. El tercer elemento que irrumpe en la vida de estos dos hombres es la treintañera Maggie Fitzgerald (Hilary Swank), mujer que lucha por dejar su pasado tormentoso atrás y cumplir su anhelo más deseado: convertirse en una boxeadora profesional.

Maggie llega un día al gimnasio de Frankie para que éste la convierta en eso que ella desea, no sin antes recibir una respuesta negativa del viejo entrenador. Será Scrap quien interceda por ella ante Frankie para que reconsidere su postura, al mismo tiempo que ve en Maggie el potencial para llegar a ser una pugilista destacada.

Esta cinta, basada en un cuento corto de la colección "Rope Burns", escrito por F.X. Toole y adaptada al cine por el ganador de un Emmy, Paul Haggis, es un viaje de melancolía y derrotas, dentro y fuera del ring; pero más allá de ver un tratado sobre el boxeo actual, se antoja éste como un pretexto, un vehículo para desentrañar la mente de estos tres personajes, los cuales deben afrontar sus frustraciones y deseos, así como lo hacen frente a un oponente.

Como siempre, y a lo largo de cuatro décadas, Clint Eastwood da cátedra sobre el arte de actuar y dirigir ?además de producir-. Con la experiencia que le han dado películas como "Unforgiven" ?ganadora de cinco Oscares, incluyendo Mejor Director para Eastwood-, "The Bridges of Madison Country" o la cinta de 2004, "Mystic River", Eastwood construye una historia perfectamente planeada, con su inolvidable estilo clásico que nos recuerdan aquellas películas llamadas "de actores"; dramas que sustentan su brillo e interés en el duelo de interpretaciones más que en la utilización de artificios propios de nuestra época.
Revisando el cuadro de actores encontramos a la ganadora del Oscar, Hilary Swank, quien luce espléndida en su interpretación, tanto en el aspecto mental como físico. Con una trayectoria que repuntó con "Boys Don´t Cry" ?película por la cual ganó el premio de la Academia- y una serie de trabajos variados entre los que destacan "The Gift" y "The Affair of The Necklace", podemos estar seguros que Swank entrega una de sus mejores actuaciones a la fecha.

Cerrando la triada actoral nos topamos con el inmejorable Morgan Freeman, actor de teatro, cine y televisión, que dentro de su filmografía podemos mencionar "Amistad", "The Shawshank Redemption" y "Bopha!" ?la cual fue su debut detrás de cámaras como director- Freeman ofrece en Million Dollar Baby una actuación digna de su prestigio como primer actor, dentro y fuera de los EE.UU., al encarnar un ex-boxeador que tuvo que retirarse del cuadrilátero, cuando estaba en el punto más alto de su carrera, debido a un lamentable impedimento físico.

Con una estética atemporal a propósito, en aras de ofrecer una historia que fuera entendida en cualquier época, y con locaciones en algunas de las calles y edificios más representativos de Los Angeles, Eastwood vuelve a anotarse un acierto en su vasta filmografía, entregándonos lo que para muchos críticos de cine es "una película pronta a convertirse en clásico"

Nominada para seis premios Oscar de este 2005 (Mejor Película, Mejor Guión Adaptado, Mejor Director y Mejor Actor para Clint Eastwood, Mejor Actriz para Hilary Swank, Mejor Actor de Reparto para Morgan Freeman y Mejor Edición), y ganadora a Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actriz y Mejor Actor de reparto, no podemos dudar que, a pesar de la subjetividad con la que se maneja esta premiación, es un buen indicativo de calidad y un aliciente para visitar la sala de un cine con la consigna de disfrutar las más de dos horas de duración de este filme y, tras acabar la proyección, salir y aún disfrutar esa mágica y contagiosa sensación que representa el buen cine contemporáneo, en la forma de Million Dollar Baby.

Comentarios

  1. UNA PELICULA MUY BUENA, ES LO QUE SE DEBERIA HACER EN LA VIDA REAL, VIVIR AL MAXIMO NUESTRAS VIDAS DEJANDO TODO LO MEJOR DE NOSOTROS , NO TODOS TENEMOS LA OPORTUNIDAD DE HACER LO QUE AMAMOS EN NUESTRAS VIDAS, SIN DUDA LA MAJOR.

    ResponderEliminar
  2. perfecta...
    es, simple y llanamente, perfecta...

    ResponderEliminar
  3. NO te equivocaste, Hillary recibio otro premio por esta pelicula. Paz

    ResponderEliminar

Publicar un comentario